No quedarme en el intento

Cuando comencé con el tema de la repostería debo reconocer que lo hice más por hobby que por pasión. Cuando era niña ayudaba en mi casa a batir tortas envinadas con uvas pasas y frutas confitadas (que por cierto no me gustan) además de aprender a trabajar en cuanta manualidad se nos ocurriera en casa.

 

Mi pasión por la pastelería nació después. No sé exactamente cuando, pero me atrevería a decir que fue cuando vi un mensaje hecho en unos deliciosos brownies… creativa la cosa, pensé. Y comencé a desempolvar los libros de recetas y revistas del siglo pasado que casualmente tenían fotos de tortas y ponqués de cumpleaños decorados con temáticas del mar, barcos piratas, payasos, princesas y dragones.

 

Hice un par de cursos de pastelería básica para aprender los secretos de la pastelería, preparar un fondant, la diferencia entre una masa de manga o una masa sableé para hacer galletas, entender el “temperamento” del horno, aunque a pesar de los años aún se me daña una que otra torta o cupcake... Me he divertido.


 

Gracias al internet también he aprendido técnicas y nuevas recetas porque es importante reinventarse en este medio tan competitivo y sobre todo ahora que no solo es mi pasión sino mi proyecto de vida. Cada torta, cupcake o galleta decorada representa una obra de arte con la cual puedes festejar. Cada detalle cuenta.

 

 Y ahora que buscamos celebraciones personalizadas con nuestros super héroes favoritos o la imagen de nuestro primer carro, el deporte que practicamos o simplemente queremos enviar a las personas que amamos mensajes creativos…

 

La pastelería te lleva a estimular tus sentidos… como una buena comida. Oler, degustar, ver, escuchar y tocar texturas… Entrar a una panadería y sentir el olor a pan en el horno o perderse en las vitrinas de las pastelerías tratando de descifrar cual es el postre más hermosamente decorado y delicioso a la vez.

 

Y es por ello por lo que surge la idea de este blog… un lugar donde compartir recetas, mis postres favoritos o los menos favoritos, combinaciones y tendencias… solo espero no quedarme en el intento.